Esta ruta circular, de aproximadamente 12 kilómetros, une los puntos más emblemáticos de Cerezo de Río Tirón, para el disfrute de los amantes del senderismo y el turismo cultural. La ruta no está señalizada con carteles, marcas o hitos.
La ruta se inicia en el Ayuntamiento, situado en la Avenida principal del pueblo (Avda. Andrés G de Cerezo), que coincide con la carretera comarcal BU-720 a su paso por Cerezo de Río Tirón.
El pueblo está a 60 km de distancia de Burgos o Logroño y a 20 km de distancia de Briviesca o Santo Domingo de la Calzada.

Podemos aparcar el coche en la Avenida principal cerca del  Ayuntamiento y comenzar aquí nuestra ruta.
Caminaremos por la acera situada frente al ayuntamiento en dirección a Briviesca, dejando a mano izquierda los bares del pueblo, las escuelas y un Cajero de Caixabank, avanzando por la misma acera hasta llegar a la primera calle que encontramos, justo antes de la sucursal de la Caja Rural de Burgos. En este punto (intersección 1), nos desviamos a mano derecha, cruzando la carretera y avanzando por la calle de la izquierda (C/ San Antonio), de las dos que en ese momento tendremos en frente.
Al avanzar unos 50 metros por la citada calle, llegaremos al primer cartel informativo y podremos ver al fondo el Puente de San Ciprián, primero de los dos puentes construidos plenamente en la época romana, que veremos a lo largo de la ruta.
El Puente romano de San Ciprián, es un puente de un solo ojo, recientemente rehabilitado, que se sitúa sobre el arroyo Rudera que a día de hoy está canalizado. De manera podremos pasar por debajo de él caminando, para continuar desde allí, subiendo las escaleras y girando a mano izquierda para cruzarlo por su parte superior, que continua en uso, casi dos mil años después de su construcción.
Una vez hemos cruzado el puente, continuamos ascendiendo por la calle de la izquierda (C/ San Vitores), de las dos que encontramos de frente, hasta llegar a unas escaleras con barandilla negra, que encontraremos a mano izquierda y por las que subiremos, ascendiendo tras estas otro tramo asfaltado.
Podemos detenernos a tomar un poco de aire después de la subida, mientras leemos el cartel informativo. Desde este punto, continuaremos ascendiendo a mano izquierda, durante unos 50m, para tomar después a mano derecha la senda que nos llevará en zigzag hasta la Iglesia de Santa María de Villalba (km 0,75).
De estilo gótico-renacentista (siglos XV-XVI), conserva aún la torre en la que podemos observar el reloj de la Villa que sigue marcando el ritmo diario del pueblo y el ábside semicircular, que aunque semiderruido, nos permite hacernos una idea de cómo fue en su época de máximo esplendor.
Desde aquí continuaremos ascendiendo por la senda que podremos identificar perfectamente, hasta llegar a la Iglesia de Nuestra señora de la Llana (km 0,95).
De estilo románico (siglo XII), cabe destacar que aunque actualmente queda poco en pie, de este templo salió la portada románica conocida como “Arco de la Llana”, que durante muchos años estuvo situada en Burgos, en el paseo de la Isla y que descansa actualmente en el monasterio de San Juan.
Este arco estuvo a punto de ser vendido y trasladado piedra a piedra hasta Nueva York, por suerte las autoridades de la época evitaron su expolio. Peor suerte corrió un conjunto de cuatro relieves que representan la Adoración de los Reyes Magos que si salió del país, y se expone actualmente en el museo de los claustros de Nueva York.
Junto a la Iglesia hay un mirador, desde el que obtendremos una bonita panorámica del Valle del Tirón y que en los días claros nos permitirá ver perfectamente la Sierra de la Demanda. Actualmente los carteles están deteriorados por el sol y la climatología, pero un poco más arriba en la zona del Castillo, dispondremos de otro cartel en el que se indican los pueblos que tenemos a la vista.
Continuaremos ascendiendo hasta llegar a la zona del Castillo, del que actualmente únicamente quedan algunos restos de la muralla norte. El castillo estaba situado de forma estratégica en el punto más alto del cerro y fue una fortaleza defensiva muy codiciada por distintos señores a lo largo de los siglos debido a su importancia geográfica.
Desde aquí para continuar por el camino que discurre a mano derecha en dirección a las antenas. Pero antes dedicaremos un momento para acercarnos a mano izquierda, a una nevera de la época medieval perfectamente conservada (km 1,3).
“En este punto y para los que sólo quieran visitar los puentes y las ruinas del Castillo, sin hacer los 12 km de la ruta. Desde el punto (intersección 3), pueden seguir el camino que sigue de frente, en vez del que va a las antenas y llegarán a una pista más amplia que en descenso, volverá a conducirles hasta el Puente de San Ciprián”.
Una vez vista la nevera y hechas las fotos de rigor, continuaremos por el camino anteriormente indicado en dirección a las antenas, sin dejarlo en ningún momento hasta llegar al albergue de San Isidro (km 3,5). El Albergue es un antiguo refugio para que agricultores y pastores pudiesen refugiarse del mal tiempo, a día de hoy no está en buen estado, pero aún puede servirnos como refugio ante un chaparrón.
Desde el albergue, avanzaremos por el mismo camino por el que veníamos hasta el cruce , giraremos a la izquierda y recorreremos los pocos metros que nos separan del siguiente cruce ), donde volveremos a girar a la izquierda para volver a acercarnos al pueblo por la pista.
Si nos paramos un momento a observar desde esta intersección, en dirección noreste podemos observar los montes Obarenes y a su derecha la Sierra Cantabria.
Caminaremos por la mencionada pista hasta el punto km 6,2, teniendo al fondo en todo momento, la vista de la explotación minera. Una vez en este punto, nos desviaremos a la derecha y de los dos caminos que nacen en este punto, tomaremos el que va hacia la izquierda, avanzando en suave descenso hasta un pinar, a partir del cual la bajada se volverá más pronunciada. Continuaremos por este camino hasta el punto  km 8, momento en el cual cruzaremos la carretera que tenemos ante nosotros y tomaremos el camino que aparece a mano derecha entre la granja y la carretera.
A partir de este momento y durante un corto tramo, estaremos caminando por la Via romana de Hispania a Italia, que partiendo de Milán atravesaba el norte de España hasta llegar a Tarragona.
“El tramo de Cerezo de Río Tirón a Briviesca está en muy buen estado, y si os apetece recorrerlo, hay otra ruta en Wikiloc, que realizamos hace años mi hermano y yo, y que podréis seguir sin problema “Calzada romana de Cerezo a Briviesca”.”
Avanzamos por el camino anteriormente mencionado cruzando un puente con barandillas azules sobre el río Bañuelos, para subir una cuesta corta pero con pendiente, al final de la cual encontraremos un par de carteles informativos a cerca de la calzada romana.
En este punto (intersección 8, km 8,8), giraremos a la izquierda y avanzaremos por el camino con la valla de la explotación minera en todo momento a nuestra derecha.
Aproximadamente en el km 9,9, tendremos una buena vista de la explotación minera, en la que mediante la elaboración de balsas se extrae el mineral (glauberita), utilizado para la elaboración de jabón en polvo.
Continuamos por el mismo camino hasta el punto  km 11,2 cruzando la carretera y ascendiendo por la misma unos 50 metros, hasta el camino que nace a mano izquierda junto antes de la puerta metálica que cierra la carretera de acceso a la explotación minera.
Descenderemos por el camino hasta llegar al segundo puente romano de nuestra ruta, el puente romano de San García (km 11,65). El puente tiene barandilla verde y para poder verlo bien, bajaremos por la senda que aparece a mano izquierda justo después de cruzarlo. Desde este punto podremos hacer una bonita foto para volver al puente, cruzar el arco que tenemos en frente y nada más cruzarlo ascender por el callejón que aparece a mano derecha hasta la Avenida principal del pueblo
Desde aquí seguiremos recto hasta el Ayuntamiento para poner punto final a nuestra ruta.

ENLACE WIKILOC: (Copia el siguiente enlace y pega en la barra de tu navegador)

https://es.wikiloc.com/rutas-senderismo/cerezo-de-rio-tiron-puentes-romanos-ruinas-del-castillo-albergue-san-isidro-explotacion-minera-110549619